Morena es Mayoría, pero le faltan 2 diputados para ser absoluta

El atropellado arranque de Morena en la legislatura donde es mayoría
** Se impuso PRI, la segunda minoría
Margena de la O

Chilpancingo, 2 de agosto. En una sesión atípica ocurrida, el sábado tomó posesión la 62 legislatura del Congreso de Guerrero, donde Morena tiene la mayoría de las diputaciones: las fracciones de minoría (PRI, PRD, PT, Verde y MC) se impusieron e impidieron que este partido fijara un pronunciamiento político de transición, por primera vez el Ejército no participó en los actos cívicos del recinto legislativo, y los grandes ausentes fueron los políticos que habían sostenido el control de los poderes públicos en el estado.

La sesión de relevo en el Congreso estatal duró menos de una hora, con la diputada priísta Verónica Muñoz Parra de presidenta de la Mesa Directiva y el gobernador Héctor Astudillo Flores como invitado de honor.

El PRI, con sus nueve diputados a la hora de la sesión preparatoria del miércoles pasado, se quedó con la presidencia de la Mesa Directiva, porque Morena no consiguió sumar aliados en el cabildeo de 11 horas que le garantizara mayoría absoluta y decidir esos espacios. Las minorías sumadas le hicieron mayoría a la fracción de más diputados.

La estrategia de mayoriteo se la volvieron a aplicar Morena en pleno acto de relevo, porque el resto de las fracciones, en el seno de la Junta de Coordinación Política, que preside este partido, y donde se decidió el orden del día del sábado, los demás diputados se negaron a que hubiera posicionamiento de las fracciones. ”Sí nos interesaba mucho hacer la postura, pero, bueno, lo haremos en la primera sesión del martes”, dijo en entrevista Pablo Amílcar Saldoval Ballesteros, coordinador de la fracción de Morena.

Los números o cobertura de los partidos políticos en el Congreso local volvieron a modificarse la madrugada de sábado, es decir, antes de la sesión de cambio de legislatura. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) reasignó dos de las 18 diputaciones plurinominales: le quitó una al Verde y otra al PAN y se las dio al PRI y a Morena. En total, PRI se quedó con 10 diputaciones y Morena subió a 20.

Los únicos aliados naturales hasta ahora de Morena, son los dos diputados del Partido Encuentro Social (PES), y con ellos suma 22 diputaciones de las 46 que hay en el Congreso local; necesita dos aliados más para tener mayoría absoluta.

En el Congreso local la versión que circuló acerca de la negación a que hubiera posicionamientos de las fracciones, fue la asistencia del gobernador priísta.

“Nosotros creímos que habría posicionamiento”, dijo uno de los diputados de Morena, integrante de un grupo distinto al de Sandoval Ballesteros.

Al terminar la sesión, el coordinador de la fracción de Morena, fue entrevistado y a la vez cuestionado sobre si el PRI y el PRD, los partidos de las minorías inmediatas, se opusieron a que fijaran postura política, y contestó que el caso “no lo personalizaría”.

Lo curioso de la sesión

Pareció que la diputada Verónica Muñoz Parra se demoró más de la cuenta para despedir al gobernador del acto solemne de relevo de legislatura. Enseguida, igual que a su llegada, una cargada de aplausos se escucharon, incluidos de los nuevos diputados, para celebrar su asistencia.

Astudillo Flores se despedía de los diputados, aún en el recinto, cuando alguien gritó: “¡Es un honor, estar con Obrador!”. Varios de los asistentes secundaron la frase.

Para ese momento, la mayoría de los diputados del PRI se habían salido, sólo el coordinador de esa fracción, Héctor Apreza Patrón, daba entrevistas, en las que dijo que la Ley Orgánica del Congreso no obliga a las fracciones a fijar posturas, y Jorge Salgado Parra, a quien esa madrugada le asignaron una diputación plurinominal, se paseaba en el recinto.

En la pasada legislatura, el PRI, con el respaldo del Verde, fueron mayoría, con 26 diputados.

Después de unos minutos en el pleno sólo se quedaron tomándose fotos los morenistas, los de la actual mayoría, distribuidos a lo largo de la tribuna, con unas letras de molde, que formaban esta oración: “Juntos haremos historia”.

Los morenistas terminaron la sesión de fotos con un “¡sí se pudo!”.

Los estrenados y la vieja guardia

El diputado local Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, es el coordinador de los diputados de Morena, funciones que asumió siendo el dirigente estatal del partido, y con el anuncio del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de que será el próximo coordinador de su gobierno en Guerrero, con la figura de delegados estatales únicos que impulsa.

El diputado tiene como antecedentes públicos y políticos que es nieto del luchador social guerrerense, Pablo Sandoval Cruz, y que fue el anterior candidato de Morena a gobernador.

También es hermano de Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, quien está propuesta como la próxima secretaria de la Función Pública, y es cercana a López Obrador.

Otro de los nuevos diputados morenistas es Arturo Martínez Núñez, quien tiene parentesco con uno de los líderes locales de Morena, César Núñez Ramos.

Martínez Núñez tiene algunos cargos públicos en su currículum, como el de coordinador de Comunicación Social del gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido, también fue secretario de Cultura y vocero de seguridad en el gobierno de Ángel Aguirre Rivero, y asesor del ex gobernador Zeferino Torreblanca Galindo. Todos personajes impulsados por el PRD.

Fuera de estos personajes, el resto de los diputados de Morena son poco conocidos en el estado.

Esto se contrasta con los diputados del PRI que, aun cuando son minoría, parecen concentrar un contrapeso.

De ese lado, están Héctor Apreza Patrón, de quien su último cargo fue el de secretario de Finanzas de la actual administración de Astudillo Flores, además de haber ocupado al menos un par de ocasiones su actual encargo.

La presidenta de la Mesa Directiva, Verónica Muñoz Parra, ha ido de la legislatura local a la legislatura federal en los últimos años, sin contar su cuestionado paso, hace algunos años, por la Secretaría de Salud. Alicia Zamora Villalba, ha pasado de la alcaldía de Chilapa al Congreso local o al Congreso federal, y viceversa.

Heriberto Huicochea Vázquez es otro de los diputados actuales, quien también es el dirigente estatal del PRI. En esa bancada de 10 miembros, también está Araceli Alvarado González, nieta del líder local de la CTM, Antelmo Alvarado García, quien ha sido varias veces diputado local por la vía plurinominal; su último periodo lo cerró ayer viernes.

Jorge Salgado Parra, el último de los diputados designados, proviene de una de las familias más tradicionales del PRI en Chilpancingo, los Salgado Leyva.

En esos dos polos está situada la 62 legislatura local que inició este sábado.

Comparte con tus amigos