Maestro veracruzano viajó a Guerrero para buscar a un hijo; fue asesinado junto a otro hijo y su yerno 

Sus cadáveres aparecieron con huellas de tortura dentro de un vehículo abandonado en la carretera Acapulco-Zihuatanejo, el lunes  
Pretendían pagar para que un grupo criminal les regresara el cadáver del joven que también habría sido asesinado 
 
API
Chilpancingo, Gro. 29 de Agosto del 2018.- Las tres personas que fueron localizadas sin vida y con huellas de tortura dentro de un vehículo abandonado en la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, cerca del crucero que conduce a la localidad de Coyuquilla Norte en Tecpan, eran originarios del estado de Veracruz.
Los cuerpos de las víctimas, uno de ellos maestro que respondía en vida al nombre de Miguel Patiño García, sus dos hijos y un yerno, se encontraban en la Costa Grande de Guerrero para pagar a un grupo criminal, el rescate de un cuerpo sin vida de otro familiar.
De acuerdo con información proporcionada por fuentes oficiales, el profesor quie también fue representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ante el Instituto Nacional Electoral (INE), acudió al estado de Guerrero para buscar a uno de sus hijos que había sido secuestrado.
Era acompañado por su otro hijo de nombre Miguel, y un yerno cuya identidad no fue revelada, pero se dirigía a pagar el rescate de uno de sus hijos que había sido secuestrado en esta región, pero le habrían advertido que le regresarían sólo el cadáver porque ya habían matado a la persona de nombre Azael.
De acuerdo con el periódico digital, El Heraldo Martinense, del estado de Veracruz, el profesor Patiño García se había trasladado a un municipio de Guerrero “porque le entregarían el cuerpo de su hijo ya ejecutado, pero al llegar al lugar también fueron privados de su libertad”.
Esto confirma que sólo venían por el cadáver de Azael para regresarlo a Veracruz y darle cristiana sepultura.
El martes por la tarde fueron localizados sin vida los cuerpos de tres hombres, dos de ellos al interior de la cajuela de un vehículo y otro en el asiento trasero.
La unidad era un Nissan tipo Optra de color gris, con placas de circulación HDK-927-A del Estado de Guerrero, y fue abandonada sobre la carretea federal Acapulco-Zihuatanejo cerca del crucero que conduce a la localidad de Coyuquilla Norte, a 49 kilómetros de la cabecera municipal de Tecpan de Galeana.
Los cuerpos fueron trasladados a la funeraria habilitada como Servicio Médico Forense (SEMEFO) en el municipio de Petatlán, donde los familiares acudieron a reclamar los cuerpos, pero el servicio funerario les solicita la cantidad de 70 mil pesos para la entrega de los cuerpos.
A través de redes sociales en Veracruz, conocidos y familiares del profesor, sus hijos y yerno, han exigido el esclarecimiento del crimen y castigo a los responsables.
Cabe mencionar que este no es el primer caso en Guerrero que son asesinados vecinos del estado de Veracruz, pues en febrero de este año fueron hallados sin vida cinco artesanos de ese mismo estado que pretendían vender su producto en Chilapa. En este caso, el Gobierno del Estado que encabeza el priista Héctor Astudillo Flores relacionó a las víctimas con el crimen organizado. (Agencia Periodística de Investigación) 
Comparte con tus amigos